NOCHE DE PAZ.

Casi dos años han transcurrido desde que rodé mi último cortometraje. Actualmente curso segundo de Medicina y, creedme, la carrera no deja mucho más tiempo que el necesario para comer e ir al baño. Ojo cuidao, que, como veis, no he dicho que deje tiempo, por ejemplo, para dormir. Pero a primeros de diciembre tuve exámenes y al acabar me dije… Es el momento de de ponernos a los mandos y… ¡A por el undécimo cortometraje de mi filmografía! 

Aquí está… NOCHE DE PAZ. Catorce horas de intenso y emocionante rodaje que han dado como resultado esta sencilla historia que, estrenado ayer, está causando sensación en distintas redes sociales. No deseo explicar de qué va, prefiero que lo veáis. 

¿Cómo se rodó Noche de paz?

Un rodaje intenso. Qué duda cabe. Catorce horas desde que entramos por la puerta del Colegio Fray Luis de León hasta que salimos, ya amaneciendo. El equipo mínimo, que es lo que me gusta, y la calidad de los mismos, máxima.

En cuanto a la parte puramente técnica, mi adorada Blackmagic Cinema Camera, acompañada de un deslizador de Edelkrone, un estabilizador de cámara de DJI, un sistema inalámbrico de Follow Focus también de DJI y el resto, lo habitual, un buen trípode, focos led, el maravilloso grabador de audio Sound Devices 702T y un increíble micro de Senheisser, el famoso MKH-16.

La jornada de rodaje en sí fue pintoresca. Rodar en la capilla de mi cole, con la visita puntual del padre Luengo, un ambiente mágico y el cariño de los que allí estábamos, convirtieron la noche en inolvidable.

Los actores, de lujo. Los técnicos, ¡maravillosos como siempre!

Victor Octavio Elena, con una evolución sorprendente, Jasón Matilla, espectacular en su aplastante presencia y naturalidad, Luis Fernández de Eribe, expresivo y creíble, como acostumbra y la participación de mi amigo Joaquín Elena, como guinda del pastel. Todos ellos juntos a mis queridos técnicos, Gema G. Regal, sin la que nada de esto sería posible, Sergio «Melenas» Hidalgo, el maestro del micrófono, Sergio «Canana» Martínez y su espada láser, la ayudante de foto Soraya López y nuestra asistencia en rodaje, Karen Rivas, han compuesto esta preciosa postal navideña que, incluso habiéndola escrita y dirigido, me ha emocionado hasta a mí.

Unas fotitos del rodaje.

Siempre es curioso ver el detrás de las cámaras, ¿verdad?. Aquí lo tenéis. A destacar la claqueta de la primera toma que se rodó: la 5b, en manos de la infalible Gemita.

No puedo dejar pasar la ocasión de dar las gracias a mi cole, a mi añorado Colegio Fray Luis de León, dónde se rodó el 90% del cortometraje. Sin más, os dejo ya con NOCHE DE PAZ.


Aquí en Youtube, con más calidad.

One thought on “NOCHE DE PAZ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.