¿PERO QUÉ COJONES…?

Sí, lo sé. El título es algo contundente pero, ¿quién no se ha hecho esa pregunta en diversas ocasiones a lo largo de su vida?

Tras el bajón suscitado a raíz de la muerte de mi querida Sara Montiel, y tras el pre-estreno de ABRÁZAME en la tierra de mis ancestros, decidí exorcizar mi pena construyendo un pequeño guión que me llevase a rodar una comedia. Por otro lado esta profesión es artesanía en estado puro y nunca viene mal engrasar la maquinaria cinematográfica, a pocos meses de rodar mi próximo largometraje, BAJO UN MANTO DE ESTRELLAS.
Y así lo he hecho.
Lo pensé el lunes, lo propuse el martes, lo escribí el miércoles, busqué actores el jueves, los conseguí el viernes y lo rodé el sábado. Así funciona esto. Los tiempos presentes exigen tiempos de respuesta exiguos, y hoy ya no podemos dedicar meses a un cortometraje; la cultura del aquí y ahora está terminando por imponerse en todos los frentes y el cine no podía ser menos. De modo que, procurando mantener un ratio de calidad máximo, exprimiendo en lo posible los recursos, el resultado es que lo hemos logrado: estoy encantado.

¿PERO QUÉ…? es una comedia que nos habla sobre la incomunicación en la era de la hipercomunicación. Nunca, en la historia de la humanidad, estuvimos tan conectados, y sin embargo nunca nos hemos entendido peor. Las citas a ciegas, el lenguaje con doble sentido, el dar por sentado, las expectativas… Si una mujer invita a un hombre a pasar juntos un fin de semana, ¿qué se sobreentiende? ¿Y al revés…? Y lo mejor, el cortometraje está basado en hechos reales…

Producido por DELAMANCHA Films, la postproducción ha corrido a cargo de los chicos de SILSA 3D Studios y el DCP definitivo se le ha encargado a las gentes de INSTANTDCP.

David Ortiz y Silvia Nieva son el elenco que componen esta pequeña historia, tan humana como absurda, ¿o será que todo lo humano acaba siendo absurdo si lo analizamos desde el prisma del observador externo? En el equipo técnico, Gema G. Regal, Josean García, Diego Silva, Daniel Sánchez y Raúl Gómez, un servidor a los mandos, y como fuente de inspiración mi querido Alberto Grande.

Confío en que os divierta tanto como a nosotros el hacerlo. A fin de cuentas, sois el alimento de esta quimera que se da en llamar cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.